“En la oscuridad puedo colgar en las paredes de mi mente lienzos de colores, en la soledad puedo ver quién soy bajo la piel"
Beatriz y los cuerpos celestes

jueves, 9 de agosto de 2012

Yo confieso

Yo confieso que me da miedo la perspectiva de país abandonado a su suerte que aparece en mi mente al ver el telediario. Yo confieso que no tengo un duro, y que dependo de becas para estudiar. Confieso que me aterroriza la idea de que esta situación vaya a peor, de que todo se torne irreversiblemente caótico y destructivo. Confieso que estoy llena de incertidumbre, que me siento como si estuviera caminando sobre un campo de minas. Es difícil tener dieciocho años en una época en la que todo es tan difícil. Saldremos de esta, supongo. ¿Pero cuándo? Pasan los días y un agujero negro consume el tiempo, tacha los días del calendario, borra ciertas esperanzas y nos sume en el desconcierto. Yo confieso que aparento ser valiente y segura de mí misma, pero ya no sé muy bien cuáles son mis convicciones ni en quién o qué debo creer.


Yo confieso que el futuro no me pillará desprevenida, y que antes de abandonarme al fracaso, prefiero abandonarme a mí misma.


4 comentarios:

  1. Quizás el futuro sí nos pille desprevenidos, pero tenemos la habilidad de reinventarnos y seguir siendo fieles a nosotros mismos. Ánimo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso siempre, es lo último que nos queda. Besos!!

      Eliminar
  2. Como humanos, siempre hemos sabido adaptarnos a casi todo. Esta vez parece estar costándonos un poco más, aunque supongo que terminaremos haciéndolo tarde o temprano. Tu temor es lógico, intentar ser un poco optimista en una situación tan dificil es casi un acto de rebeldía. A mi me gusta creer que soy un poco rebelde ;)

    Un besito, y mucha fuerza

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre hay que ser un poquito rebelde cuando todo va "regular", porque hay que tirar p´alante. Besos!!

      Eliminar